/
Copa Argentina Boca (Río Gallegos) Huracán (C.Riv.)

Huracán (C.Rivadavia) 1 - 3 Boca (Río Gallegos)

Boca Río Gallegos sigue soñando con la Copa Argentina
El Xeneize derrotó en condición de visitante 3 a 1 a Huracán de Comodoro Rivadavia y se quedó con el pasaporte a la tercera ronda de la Copa Argentina 2013/14 en donde se medirá con Racing de Trelew que eliminó a Germinal.

DIARIO PRENSA LIBRE

Miércoles de Copa para Boca Río Gallegos. El Xeneize visitó en la tarde de ayer a Huracán de Comodoro Rivadavia buscando el primer triunfo en el estadio César Muñoz y buscando también la clasificación a la fase preliminar regional III. Y el equipo de Sergio Busciglio lo consiguió. Con un muy buen primer tiempo, Boca Río Gallegos se impuso 3 a 1 frente al Globo con goles de Rodrigo Canario, Diego Ríos y Richard Paniagua. El empate transitorio fue conquista de David Rodríguez, desde el punto penal.
El Xeneize llegaba a este compromiso luego de eliminar a Petrolero Austral, mientras que para Huracán era el debut en esta Copa Argentina Sancor Seguros.
En el primer tiempo Boca Río Gallegos tuvo en los primeros quince minutos de juego dos situaciones para ponerse en ventaja. Primero el Globo se salvó después de un disparo de Rodrigo Canario, que Agustín Farcy alcanzó a despejar sobre la línea. Otra posibilidad fue cuando el zaguero Matías Arrieta casi convierte en contra de su propia valla ante la presión del delantero Canario que aparecía detrás.
Boca hacía las cosas bien, tenía el manejo de la pelota durante los primeros minutos. Y Boca aprovechó un error de Huracán para ponerse en ventaja. De un pelotazo de Stipech, el defensor Llesona deja pasar la pelota para que la agarre el arquero Alcaín, pero en un error compartido la pelota le queda servida a Rodrigo Canario que no perdona y pone en ventaja a Boca Río Gallegos a los 16 minutos de juego.
Estos primeros 45, Boca fue quien tomó mayor posesión de la pelota ante un rival que sólo buscaba a Gil Clarotti o Diego Rubilar con pelotazos y con poca claridad intentaba llegar al arco de Germán Jaime.
En el segundo tiempo, por derecha debió ingresar Gonzalo Torres en lugar de Mario Surita lesionado. Y por ese lado fue la mayor preocupación en el complemento, ya que constantemente buscaban llegar por esa zona y preocupar al ex Newbery.

 

Una copa totalmente vacía
Desconectado y con errores defensivos, el “Globo” no pudo evitar una rápida despedida de la Copa Argentina. El “Xeneize” jugó mejor e hizo los goles. Ahogado en sus lagunas, el local no estuvo a la altura...
DIARIO JORNADA
El empate para Huracán lo marcaba Rodríguez de penal, luego Boca hizo dos más para pasar de fase.
 
Lejos de ser una competencia motivadora, la Copa Argentina es para los equipos de la zona una suerte de banco de pruebas jerarquizado. Así lo entendieron Huracán y Boca de Río Gallegos, que aprovecharon el test entresemana para ensayar y mostrar a jugadores con poco rodaje en el TAB. La prioridad fue cumplir, capitalizar los minutos de acción y ganarse una futura oportunidad. En esa línea Ricardo Busciglio pareció disponer de más recursos renovables, porque Boca apuró la iniciativa y gozó de un dominio que se extendió más de la cuenta.

La visita se abroqueló en un triángulo impenetrable; salió rápido y profundo, explotando los desajustes defensivos de Huracán. Arrieta y Llesona no hicieron pie y atrás no hubo sintonía fina. Por eso, Stipech, Paniagua y Quiroga complicaron con su velocidad y la pelota durmió mayoritariamente en el territorio local, demasiado cerca de un inseguro Alcaín. El arquero que se había complicado saliendo a cortar un par de envíos aéreos, volvió a vacilar en el momento menos indicado: sin comunicación, dudó en una salida con Arrieta permitiéndole el anticipo a Rodrigo Canario, quien tocó por debajo del cuerpo del uno para gritar el 1-0 a los 16’.

Huracán siguió inseguro atrás pero intentó fomar vuelo arriba. Tras una entrada de Rodríguez, Jaime tapó a medias un remate de Rubilar y en todos los casos, se insistió con la cabeza ausente de Gil Clarotti demostrando falta de ideas. Tampoco Tosetto pudo disimular su falta de ritmo, a tono casi con la tarde gris. Paniagua tuvo la última del primer tiempo, luego de ganar la posición y rematar cruzado.

Huracán asumió en la parte final la soledad de Barrera a la hora de recuperar y apostó al ingreso del juvenil Jorge Gaitán para empezar a revertir aunque en la primera de cambio, Boca lastimó de contra a través de Quiroga.

La más profunda la tuvo el Globo. Y fue un doble cabezazo en el área chica que con esfuerzo, manoteó Germán Jaime. El uno se agigantó luego de desviar otro testazo profundo de Diego Rubilar que parecía destinado a la red. Huracán, con orgullo pero poco juego comenzó a meterse de cabeza en el partido cuando el empate parecía asomarse en el horizonte.

Boca no bajó los brazos

Un penal fortuito le permitió a David Rodríguez empardar desde los doce pasos luego de haber golpeado todas las puertas. Pero Boca no bajó los brazos y atento al error, tuvo su estímulo. Tras una sucesión de errores en defensa, sacaron de la línea un tiro de Alexis Canario y Diego Ríos colgó en el ángulo el rebote volviendo a llamar a silencio. Con tiempo cumplido, Paniagua regaló el mejor gol de la tarde, un moño lujoso para la clasificación. Se cansó de desparramar rivales y cerró con una vaselina para el aplauso. Boca sigue en la Copa y en cambio, Huracán se queda con la amargura de una copa vacía.#

Una chance para Boca fue en los pies de Alexis Canario, que ingresó en este segundo tiempo en lugar de su hermano Rodrigo. El ex Huracán se la quiso picar al arquero Alcaín que respondió bien.
Promediaban los 28 del segundo tiempo, y por derecha apareció David Rodríguez. El ex Porvenir fue tomado por la cintura por Torres, y el árbitro Daniel Montero de Trelew marca el punto penal. El propio Rodríguez se hace cargo de la ejecución y cambia a gol. Era 1 a 1.
Inmediatamente, el Globo tuvo una posibilidad en los pies de Jorge Barrera que le pegó de zurda y se lo perdió frente a Jaime.
Pero a los 35´, faltando diez para el final del encuentro tenía que aparecer Diego Ríos. Stipech desbordó, tiro el centro para Canario, el arquero Alcaín salió mal y en el rebote el volante creativo que tiene Boca aprovechó y la clavó al ángulo de Alcaín. Boca a poco del final se ponía en ventaja que le daba tranquilidad para lo que quedaba de juego. Incluso tuvo una chance con Paniagua que le pegó mal en la definición. Y el Globo tuvo una con un cabezazo de Arrieta que Jaime sacó al córner con la punta de los dedos.
Pero había tiempo para algo más. Una verdadera joyita de Richard Paniagua. El delantero que estaba lesionado y al no haber más cambios tuvo que seguir, tomó la pelota en la mitad de la cancha, dejó a cuatro o cinco jugadores en el camino, y con una vaselina liquidó la historia para poner el 3 a 1 final.
Fue un triunfazo para Boca Río Gallegos que ganó en Comodoro Rivadavia, eliminó en condición de visitante a Huracán y sigue avanzado en la Copa Argentina. El Xeneize sacó pasaje a la fase preliminar regional III y el próximo 27 de noviembre visitará a Racing de Trelew. 
Ahora Boca Río Gallegos intentará seguir por este camino y ya piensa en lo que será este domingo el partido por el Torneo Argentino “B” frente a justamente Huracán de Comodoro Rivadavia.

Jueves 14 de noviembre de 2013, 08:10

Se informa a los visitantes de Ascenso del Interior que los comentarios serán visibles una vez aprobados por el moderador y que no será publicado ningún comentario que contenga insultos, amenazas, agresiones o denuncias anónimas. Muchas Gracias.
¿No tenés Facebook? Ingresá tu comentario continuación:
Nombre:
Comentario:
 
  Por favor ingresá el texto de la imagen:
 
Rosario Árbitros